Carmen Durán: sentido de pertenencia y pasión
6770
post-template-default,single,single-post,postid-6770,single-format-standard,bridge-core-2.0.5,qode-music-2.0.3,qode-news-2.0.2,qode-quick-links-2.0,qode-restaurant-3.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Carmen Durán: sentido de pertenencia y pasión

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Hay una frase que reza: “El compromiso individual y la pasión por lo que hacemos, hace que un equipo funcione, que una compañía funcione”. Y personas como Carmen Omaira Durán son un fiel reflejo de esto.

Una mujer que durante sus 25 años de servicio ha demostrado un gran compromiso y pasión en su vida laboral, iniciada en Drolanca un 23 de agosto de 1993 en el Departamento de Compras.

Oriunda de El Vigía, Carmen recuerda que cuando comenzó, todo el trabajo era manual, por lo que las planillas y las reglas formaban parte de su día a día. Siendo madre soltera, una amiga muy querida para ella la recomendó en Drolanca, abriéndole las puertas para que le realizaran la entrevista, y a los pocos días ingresar como personal de la empresa como asistente de archivo.

Hoy un cuarto de siglo después, sigue trabajando con el mismo ímpetu y sentido de pertenencia que el primer día, “hay que tener compromiso y responsabilidad por lo que se hace”, es la recomendación que le hace a las nuevas generaciones.

Sus días en la empresa han sido de aprendizaje constante, y sobre todo de retos. El más importante le hizo ser fuerte y tomar una decisión de vida. Con el apoyo de sus compañeros de trabajo empezó una carrera universitaria, y recuerda que se quedaba más tiempo después de la hora habitual de trabajo para poder cumplir con las asignaciones de estudio, pues para ese entonces no contaba con los medios digitales necesarios para hacer los trabajos.

Con la alegría reflejada en sus ojos llorosos agradece a Corporación Drolanca, que pudo sacar a sus hijos adelante, formarlos y educarlos, y convertirse ella misma en una profesional, oportunidad que supo aprovechar al máximo.

Drolanca es su segundo hogar, de ahí que la sienta tan suya, “El día en que me vaya de aquí es porque así Dios lo quiso, de lo contrario seguiré aquí”, asegura.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.