Ernesto Atacho: sinónimo de perseverancia y pasión por su trabajo
6850
post-template-default,single,single-post,postid-6850,single-format-standard,bridge-core-2.0.5,qode-music-2.0.3,qode-news-2.0.2,qode-quick-links-2.0,qode-restaurant-3.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Ernesto Atacho: sinónimo de perseverancia y pasión por su trabajo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Innumerables frases serían adecuadas y acertadas para describir a un trabajador que demuestre pasión y compromiso con su trabajo, pero a Ernesto Atacho solo lo puede describir esta máxima: “El mundo necesita de personas que amen lo que hacen”.

Con una energía que sería la envidia de cualquier jovencito, Atacho es la representación de la entrega y la responsabilidad desde el primer día que puso un pie en Drolanca.

Inició sus labores el 1 de marzo de 1995, cuando un vecino le recomendó pasar en aquel tiempo por las instalaciones de Corporación Drolanca en la sucursal de Barquisimeto, pues había un puesto con oficial de seguridad. Recuerda con humor que el primer día de trabajo se perdió y no llegó a tiempo a su jornada laboral, sin embargo, ha tenido 24 años para resarcir este traspié.

Ernesto es una persona con una constancia y perseverancia demostrable en todo lo que hace, lo que le valió para que después de cinco años como oficial de seguridad, al observar su disposición, lo promocionaran al departamento de Recursos Humanos, donde estaba cargo de la distribución de toda la papelería y material de oficina para todas las áreas de la sucursal.

Ernesto Atacho es un trabajador peculiar, desde que comenzó a trabajar y hasta el mes de enero de este año, se trasladó a su trabajo en bicicleta, y siempre era el que llegaba primero, porque estaba encargado de abrir las instalaciones de la droguería.

En diciembre del año pasado, fue robada su bicicleta y esto para él fue un golpe bastante fuerte, puesto que este siempre había sido su medio de transporte, sin embargo, gracias a la buena voluntad y gestión de sus compañeros de trabajo recibió una nueva bicicleta a principios de este año.

Padre de una familia numerosa (4 hijos y 11 nietos), ha estado casado por más de 40 años, y sus seres queridos son su mayor tesoro, y se siente orgulloso de lo que ha sembrado en cada uno de ellos. Agradece a Corporación Drolanca, principalmente al doctor Pulido y a la licenciada María Plaza por la confianza que siempre le han brindado, por el apoyo incondicional hacia él y a toda su familia.

Anhela conocer la sucursal de El Vigía,” espero ir pronto en el aniversario 40 de Corporación Drolanca, espero que me inviten, dijo entre risas. Pero desea celebrar durante los siguientes años que sea posible los aniversarios de la empresa, “que sean 40 años más, aquí estaré para Drolanca, es mi hogar, es mi vida y aquí deseo continuar”, afirmó este constructor de nuestra historia.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.