Jorge Araque: Honestidad a toda prueba
6741
post-template-default,single,single-post,postid-6741,single-format-standard,bridge-core-2.0.5,qode-music-2.0.3,qode-news-2.0.2,qode-quick-links-2.0,qode-restaurant-3.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Jorge Araque: Honestidad a toda prueba

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La honestidad y la integridad son absolutamente esenciales para el éxito en la vida. La buena noticia es fácil desarrollar estas cualidades, cuando propiciamos en nosotros y en los demás conductas apegadas a estos valores. O también cuando se nace en Chiguará, tierra que pare hombres íntegros, como bien sabe quién conoce a Jorge Araque.

Este chiguarero de “pura cepa”, inició sus labores en Corporación Drolanca el 10 de agosto de 1993, un año complicado para Jorge, quien residía en la ciudad de Caracas, y por conflictos políticos que se presentaron en ese año decidió regresar a su tierra natal.

Él mismo asegura que se siente comprometido desde el primer día que puso sus pies en la empresa. También a ella le debe haber encontrado el amor de su vida, su esposa. En tono jocoso y mirada pícara asegura que “me case con Drolanca, es mi primer matrimonio, me gusta lo que hago, aquí paso la mayor parte de mi vida“.

Cuando Jorge comenzó le propusieron dos opciones, ser vigilante o almacenista, y durante la entrevista contestó que quería estar donde se trabajara de verdad, y ese fue el inicio de su historia en el almacén de la sucursal El Vigía.

Su camino ha sido de constante adiestramiento, iniciando en el área de surtidos (sueros y leche), y luego pasó a despacho. Al ver su buen desempeño y entrega en cada trabajo que se le asignaba, fue promovido al área de productos costosos, pero pronto el destino le iba a cambiar por un lamentable accidente.

El coordinador de esa área sufrió un accidente que le imposibilitó continuar en sus funciones, por lo que Jorge, luego de 7 años de trabajo duro, era el mejor candidato para optar a este cargo. Haciendo gala de su organización y disposición, además del dominio del proceso operativo, el puesto fue pan comido para él, donde siempre velaba por los mejores indicadores, por la calidad y el trabajo en equipo. A pesar de no tener una formación especializada, Jorge demostró que para hacer un buen trabajo, sólo se precisa de tener las ganas de hacerlo con excelencia.

Hombre humanista, sensible, apasionado por el trabajo y con un optimismo inigualable, agradece al Doctor José Rafael Pulido la confianza brindada, a todos los que le enseñaron lo que hoy sabe, y a Corporación Drolanca por abrirle las puertas.

“Estaré en Drolanca hasta que así lo decidan los superiores, no deseo irme, porque aún tengo mucho por dar”, afirma.

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.