José Isaac Ferreira Obando: amigo y trabajador incondicional
6844
post-template-default,single,single-post,postid-6844,single-format-standard,bridge-core-2.0.5,qode-music-2.0.3,qode-news-2.0.2,qode-quick-links-2.0,qode-restaurant-3.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

José Isaac Ferreira Obando: amigo y trabajador incondicional

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

“Si quieres llegar rápido camina solo, pero si quieres llegar lejos ve de la mano de buenos amigos”. Desde 1994 cuando llegó a Drolanca, José Isaac Ferreira, ha puesto en práctica esta frase. Fue un 5 de abril cuando comenzó su historia en nuestra organización, la cual ha sido tan fructífera, por su ímpetu para conseguir las cosas. Honesto, colaborador y excelente amigo, recuerda que gracias a una amiga, que actualmente sigue siendo su compañera de trabajo, fue que logró conseguir trabajo en Drolanca.

Entre risas cuenta que fueron ocho martes seguidos los que estuvo insistiendo para obtener una vacante en la empresa, por lo que no duda que “con trabajo humilde y ser perseverante se logran muchas metas”, y una de las suyas era formar parte de Corporación Drolanca.

Señala que le ha tocado afrontar grandes retos para demostrar de lo que está hecho un nativo de Mesa Bolívar, superando cada una de ellas como el hombre responsable que es.

Isaac inició sus funciones como almacenista, donde aprendió de todos con gran detalle y el deseo de superarse y seguir avanzando. Tiempo después esto le rindió sus frutos, pues cuando se presentó una vacante en el departamento de Archivo, sin pensarlo dos veces le dijo a su supervisor que quería optar al cargo, logrando quedar seleccionado. A pesar de que representaba un reto para él, en cuatro meses logró poner orden y tomar las riendas con firmeza del área, hasta el día de hoy.

José Isaac es un hombre muy querido por todos en Drolanca, porque además de su callada eficiencia, siempre ha estado dispuesto a colaborar y apoyar en todo, por lo que es conocido por su probada amistad.

Agradece principalmente al doctor Rafael Pulido, a quien considera un gran amigo y quien siempre le ha brindado apoyo en momentos difíciles de su vida. No es extraño que su sentido de pertenencia hacia Drolanca se encuentre tan desarrollado, pues la siente y le duele como si fuera suya.

En sus 25 años de servicio ha recorrido la mayor parte del país gracias a Corporación Drolanca, pues tuvo el privilegio de conocer las cinco sucursales que para aquel entonces aún estaban en servicios en diferentes regiones de Venezuela.

Comenta con los ojos “aguarapaos” que el día que se retire de la empresa, espera hacerlo por la puerta grande, “cuando el momento de retirarme llegue, me sentiré orgulloso y feliz por todo el tiempo que le dedique a Drolanca”.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.