Yudith Mendoza: Respeto y perseverancia la distinguen
6847
post-template-default,single,single-post,postid-6847,single-format-standard,bridge-core-2.0.5,qode-music-2.0.3,qode-news-2.0.2,qode-quick-links-2.0,qode-restaurant-3.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Yudith Mendoza: Respeto y perseverancia la distinguen

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cuando se sueña en grande, grandes cosas se obtienen. Pero para ello se requiere ser perseverante y mantener el respeto por los demás. Estos valores han mantenido a Yudith Mendoza por más de 25 años al de servicio en Corporación Drolanca.

Inició su trabajo el 21 de febrero de 1994 siendo muy joven con solo un título de bachiller en las manos, y sin saber que le deparaba la vida. Sus comienzos fueron en el departamento de Servicios Generales, pero cuatro años después, fue trasladada a Crédito y Cobranza, donde se desempeñó de manera responsable durante 21 años, es decir, la mayor parte de su vida laboral. Actualmente cambió de rumbo nuevamente y está probando su valía en el área de Tesorería.

Yudith es muy querida por cada uno de sus compañeros, la describen como una mujer sencilla, humilde, con un gran corazón y un sentido de pertenencia hacia la Corporación.

Oriunda de La Azulita y residenciada en La Palmita, sus 25 años de servicio los revive como si hubiese sido ayer. Recuerda que anteriormente era mucho más fácil trasladarse hasta su trabajo, pues para ese tiempo existían varias rutas de las cavas que transportaban medicamentos de  la corporación y aprovechaba con sus compañeros para que la trasladaran hasta la empresa. Sin embargo, en medio de la situación país cada día se le hace más complicado movilizarse, pero para ella no hay imposibles, pues su responsabilidad y sentido de compromiso es tan grande, que aun en la actualidad pese a las vicisitudes, Yudith es una de las primeras en llegar a Drolanca.

Tras una vida entera dedicada a la Corporación, mantiene el mismo deseo de seguir trabajando con respeto hacia sus compañeros, siendo perseverante y sobre todo siendo paciente para alcanzar los sueños, “no me veo otro lugar, de aquí me voy cuando Dios y mis jefes así lo decidan”, afirma con humor pero cierta tristeza en sus ojos, pues es indudable que Corporación Drolanca ha sido una escuela de vida, de constante aprendizaje y de crecimiento personal y profesional.

Yudith Mendoza es un claro ejemplo de la mujer venezolana, de una verdadera constructora de nuestra historia, quien, con humildad y ganas de seguir apostando por un mejor país, sigue demostrando que es una trabajadora integral.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.